Nombre de la empresa: AMI Expeditionary Healthcare
Tipo de compañía:
proveedor de servicios expedicionarios de atención médica
Monto de financiamiento:
$30,000,000 
Tipo de financiamiento:
línea de crédito rotativa

Con sede en Reston, Virginia, AMI Expeditionary Healthcare presta servicios médicos a organizaciones humanitarias y de ayuda internacional, al sector privado y a organismos gubernamentales en una amplia gama de entornos remotos y difíciles. La compañía ofrece una combinación única de equipos extremadamente flexibles de profesionales de la salud combinados con instalaciones médicas fijas y móviles y procesos y procedimientos médicos muy refinados. 

Necesidad

La capacidad de AMI Expeditionary Healthcare (AMI), cliente de PNC Bank, para gestionar los complejos servicios médicos de la COVID-19, incluidas las pruebas, llevó a una importante expansión de la empresa al inicio de la pandemia en 2020. 

AMI fue una de las primeras organizaciones comerciales contratadas por el gobierno federal para establecer servicios médicos de la COVID-19 en Kirkland, Washington, uno de los primeros epicentros del brote. PNC Bank proporcionó productos de administración de tesorería y un servicio de tarjetas de compra (tarjeta p) para ayudar a financiar una parte de esos costos iniciales, en un momento en que otros prestamistas no estaban dispuestos a respaldar la operación.

Dadas las proyecciones de crecimiento de los servicios de vacunación y pruebas adicionales en 2021, AMI buscó una solución de financiamiento del capital de trabajo más amplia para respaldar esta expansión rápida y continua.

Solución

Al darse cuenta de que las necesidades financieras de AMI habían cambiado, se introdujo Crédito empresarial de PNC para proporcionar una línea de crédito renovable para cumplir con los nuevos requerimientos de capital de trabajo de la compañía para los centros de atención y pruebas de COVID, así como para el rápido establecimiento de clínicas de vacunación.

Crédito empresarial de PNC proporcionó inicialmente $40 millones en financiamiento garantizado sénior, que incluyó una línea de crédito renovable de $30 millones y una tarjeta p de hasta $10 millones. Los ingresos se están utilizando para financiar las necesidades de capital de trabajo en curso y los gastos de capital necesarios para prestar servicios de pruebas y vacunación en todo el país. 

La rapidez con la que Crédito empresarial de PNC desarrolló una solución de financiamiento personalizada y atravesó el proceso de diligencia desempeñó un papel fundamental en el logro del acuerdo, ya que AMI estaba obteniendo rápidamente contratos de los gobiernos locales estatales y municipales para vacunar a los residentes lo antes posible.

Resultados

El rápido cambio de Crédito empresarial de PNC proporcionó a AMI el capital de trabajo necesario para respaldar un crecimiento extremadamente sólido. Para continuar ese apoyo más allá de las líneas de financiamiento originales, Crédito empresarial de PNC aumentó recientemente la línea de crédito renovable a $50 millones y la tarjeta p a $15 millones. La compañía tiene ahora acceso al capital que permite a AMI satisfacer las exigencias de su negocio, incluida la esperada integración de las pruebas contra la COVID-19 en los protocolos de diagnóstico rutinarios. 

Crédito empresarial de PNC proporcionó rápidamente una solución de financiamiento personalizada que permitió a AMI hacer frente a un fuerte aumento de la demanda de nuestros servicios. Este capital de trabajo adicional nos permitió crecer como empresa y ampliar nuestro enfoque más allá de los centros de pruebas para incluir los esfuerzos para mitigar la propagación de la COVID-19. 

— Dr. Tom Crabtree, vicepresidente y director médico de AMI Expeditionary Healthcare