Resumen ejecutivo 

La fuerza laboral estadounidense fue puesta a prueba en 2020 cuando la COVID-19, una amenaza multifacética, atacó nuestra salud, nuestro modo de vida y nuestra tranquilidad. Los efectos agudos del virus incluían una inseguridad económica prolongada y el aislamiento social, que siguen siendo crónicos. Al mismo tiempo, la tecnología que aún estaba surgiendo se convirtió rápidamente en parte de las prácticas empresariales habituales. En conjunto, estos acontecimientos provocaron un estrés y un agotamiento importantes que afectaron a casi todos los trabajadores estadounidenses y, por extensión, a las compañías que los emplean.

El impacto de este estrés se dejará sentir a lo largo del tiempo, ya que el deterioro de la salud y el bienestar, junto con la fatiga y la distracción, generan costos personales para los individuos y costos colectivos para las compañías y la sociedad. A medida que los empleados sufran de estrés, las organizaciones se enfrentarán a mayores costos de atención médica, elevadas tasas de ausentismo y rotación de personal y menor productividad debido a la distracción.

Desde el punto de vista financiero y ético, es imperativo que las compañías aborden el estrés de los empleados. Las organizaciones deben desarrollar prácticas que ayuden a los empleados a desarrollar su capacidad de recuperación y a fomentar su bienestar, tanto financiero como mental y físico.

Al revisar las investigaciones pertinentes sobre las patologías relacionadas con el estrés de la Dra. Eva Szigethy y la Dra. Sansea Jacobson del UPMC, y al aprovechar la experiencia interna del programa de Bienestar Financiero Organizacional de PNC, Solebury Trout y el equipo de Inversión Responsable de Gestión de Activos de PNC, exploramos lo que las organizaciones pueden hacer para ayudar a sus empleados a crear resiliencia y ofrecer bienestar a sus equipos.

Las compañías que apoyan el bienestar de sus empleados y realizan cambios sistémicos se beneficiarán de un mejor desempeño, un mayor compromiso de los empleados y el potencial de un mejor desempeño en el mercado de valores.

Hablemos

Nuestras soluciones se pueden adaptar para satisfacer tus necesidades particulares.

Contáctanos »

 

PARA UN ANÁLISIS PROFUNDO
El imperativo empresarial y ético del bienestar integral en el lugar de trabajo