Prepararse para asumir una mayor responsabilidad y someterse a procedimientos de auditoría e informes más rigurosos

Después de un retraso de un año relacionado con la COVID, la Declaración sobre normas de auditoría N.º 136 (SAS 136) del Instituto Estadounidense de Contadores Públicos Certificados (AICPA) entrará en vigor para las auditorías de los planes conforme a la Ley de Seguridad de los Ingresos de Jubilación de los Empleados (ERISA) para los años de planes que terminen el 15 de diciembre de 2021 o en una fecha posterior. Esta nueva norma de auditoría se promulgó con el objetivo de clarificar los cargos y las responsabilidades de los auditores de los planes y de los administradores de los planes en un afán por mejorar la calidad de la auditoría y la transparencia de su naturaleza y alcance según se presentan en el informe de auditoría. Como resultado, los patrocinadores de los planes pueden esperar que aumenten los requerimientos de elaboración de informes y deben darse el tiempo para comprender la SAS 136 y el efecto que esta tiene en el proceso de auditoría. 

Lo que debes saber

Las auditorías de alcance limitado ahora se denominan auditorías conforme a la sección 103(a)(3)(C) de ERISA 

Además de el cambio de nombre, aumentaron las responsabilidades de los patrocinadores de los planes para incluir:

  • Proporcionar un reconocimiento por escrito de que se cumple con todas las condiciones y que se permite una auditoría conforme a la sección 103(a)(3)(C) de ERISA
  • Evaluar si la entidad que emite la certificación de inversión es una institución calificada
  • Proporcionar un borrador del formulario 5500 esencialmente completo al auditor previo a la emisión del informe del auditor
  • Determinar si la certificación de inversión cumple el requerimiento de ERISA
  • Determinar si la información de la inversión certificada se determinó, presentó y divulgó adecuadamente

Carta compromiso

Los cambios realizados a la carta compromiso de la auditoría pondrán en claro la responsabilidad que el patrocinador del plan tiene de:

  • Mantener un instrumento del plan, incluidas todas las modificaciones del plan
  • Administrar el plan y mantener registros suficientes de las transacciones del plan
  • Mantener estados financieros precisos

Conclusiones reportables

La SAS 136 exige que los auditores proporcionen determinadas conclusiones reportables por escrito a la administración, así como a quienes están a cargo de la dirección, lo que incluye:

  1. Casos de incumplimiento o supuesto incumplimiento de las leyes o regulaciones
  2. Conclusiones que, a juicio profesional del auditor, sean importantes y relevantes para quienes están a cargo de la dirección, con respecto a la responsabilidad que tienen de supervisar el proceso de elaboración de informes financieros
  3. Indicaciones de las deficiencias de los controles internos identificadas durante la auditoría que no hayan sido dadas a conocer a la administración por otras partes y cuya importancia sea tal que amerite la atención de la administración. 

Las empresas de auditoría pueden optar por la adopción temprana de la SAS 136 a partir de la fecha de vigencia original de los años de los planes que terminen en 15 de diciembre de 2020 o en una fecha posterior.

La preparación anticipada es fundamental, pues las auditorías de fin de año de 2021 que se realicen en 2022 deberán seguir los requisitos de ejecución y elaboración de informes de SAS 136. Los patrocinadores de los planes deben colaborar con el auditor de su plan para comprender las medidas que se deben tomar para cumplir con las mayores responsabilidades con antelación a la próxima auditoría de su plan, lo que incluye toda planificación que resulte necesaria, así como la coordinación con la persona encargada para llenar su formulario 5500 y el auditor.