Los patrocinadores de los planes deben analizar las causas de las filtraciones en los planes para encontrar posibles soluciones.

“Filtraciones en los planes” se refiere a varios tipos de retiros de las cuentas de jubilación realizados antes de la edad normal de jubilación y utilizados para fines diferentes a la jubilación. Las filtraciones en los planes pueden reducir la preparación para la jubilación de los participantes al agotar sus ahorros para la jubilación y desencadenar costos en impuestos y sanciones adicionales. Los patrocinadores de los planes también podrían verse afectados de forma negativa, ya que los planes de jubilación de mayor tamaño cuentan con más poder para negociar con los proveedores de inversiones y los encargados de registros para obtener productos de inversión menos costosos y cargos más bajos. Los patrocinadores de los planes pueden abordar de manera eficaz la filtración de activos y ayudar a los participantes a auxiliarse ellos mismos por medio de cambios en el diseño de los planes, apoyo en la reinversión y la educación del participante. 

28 % de contribuciones realizadas por personas en edades previas a la jubilación que se filtraron en 20151
$9,800 millones fueron retirados de los planes de jubilación por participantes con edades de entre 25 y 55 años y no fueron reinvertidos en otro plan calificado o IRA2

Lo que debes saber

Aunque la razón más común para la filtración en los planes es dejar un trabajo, la misma puede ser causada también por eventos cotidianos tales como: desempleo/pérdida de ingresos, compra de una casa, divorcio/separación, costos de atención médica, o pagos de matrícula.

Las opciones de diseño de planes que pueden resultar eficaces para apoyar la retención de activos incluyen:

  • Limitar las razones permisibles para realizar retiros por dificultades económicas a solo aquellas provistas por el refugio tributario del IRS (Servicio de Impuestos Internos).
  • Permitir no más de un préstamo a la vez para ayudar a que el reembolso a las cuentas de jubilación sea más probable.
  • Restringir el tipo de dinero disponible para los préstamos del plan (p. ej., excluir la participación en las ganancias o las contribuciones equivalentes) para reforzar el mensaje de que este es dinero guardado para la jubilación.
  • Exigir el reembolso automático del préstamo a través de deducciones en la nómina.

Proporcionar acceso a las cuentas de ahorros de emergencia (ESA) puede ayudar a reducir la necesidad de recurrir a un préstamo o retiro por dificultades financieras por parte de un participante.

Hacer que el proceso de reinversión sea más fácil para los empleados que dejan el lugar de trabajo puede estimular la consolidación de activos y ayudar a prevenir la filtración de retiros de dinero en efectivo.

Los programas sólidos de educación del empleado, tales como los recursos de bienestar financiero, pueden ayudar a que los participantes comprendan las consecuencias de las distribuciones prematuras de sus cuentas de jubilación a través de préstamos, retiros por dificultades financieras, o retiros de dinero en efectivo. Resulta de vital importancia que los patrocinadores del plan ayuden a los participantes a comprender las implicaciones fiscales de las distribuciones tempranas, y que consideren motivar a los participantes a tomar un préstamo del plan en lugar de hacer un retiro por dificultades financieras en caso de ser necesario, como una forma de mantener su saldo del plan.