Un sobregiro se produce cuando se sobregira la cuenta de cheques, lo que significa simplemente que se ha gastado más en una compra, pago o retiro que lo que tienes en fondos disponibles en esa cuenta.

¿Qué es un cargo por sobregiro?

Un cargo por sobregiro es lo que tu banco te cobra cuando realizas un pago o una compra con cargo a tu cuenta de cheques que excede tus fondos disponibles. El banco cubre el monto en dólares del faltante para que tu transacción pueda completarse, pero luego te exige que pagues un cargo por ese servicio. Deberás pagar este cargo por sobregiro además de pagar la cantidad que el banco adelantó para cubrir tu compra u otro exceso de pago.

Los cargos por sobregiro pueden ser emitidos por transacción, en otras palabras, cada vez que gastes más del saldo disponible en tu cuenta. Por ejemplo, si haces una compra de débito en el supermercado que sobregira tu cuenta, y luego haces un pago de alquiler en línea antes de haber reabastecido tus fondos, es posible que se te cobren dos cargos por sobregiro. 

¿Es un cargo por sobregiro lo mismo que un cargo por fondos insuficientes (NSF, por sus siglas en Inglés)?

No. Un cargo por sobregiro se cobra cuando se paga un artículo, mientras que un cargo por fondos insuficientes se cobra si un artículo es devuelto sin pagar.

Aunque si bien un cargo por fondos insuficientes (NSF, por sus siglas en Inglés) es aproximadamente el mismo monto que un cargo por sobregiro, puede haber más consecuencias asociadas con el escenario de fondos insuficientes. Como la persona o empresa a la que intentabas pagar no recibe el pago, esta o tu banco podrían cobrarte un cargo por cheque devuelto o por pago. Además, podrías enfrentarte a cargos por mora, cancelaciones de servicios o incluso la intervención de una agencia de cobros. Si no resuelves este problema de pago a tiempo, tu pago atrasado puede ser reportado a las agencias de informes de crédito y tener un impacto negativo en tu crédito.

¿Qué se puede hacer para evitar los cargos por sobregiro?

Ser proactivo a la hora de proteger tu cuenta de los sobregiros puede ayudarte a evitar los cargos por sobregiro. Aquí tienes algunas precauciones que puedes tomar:

Realiza un seguimiento de tus gastos diarios. En lugar de esperar a pensar en el saldo de tu cuenta hasta que estés a punto de hacer una compra o un pago, mantente al tanto de este control haciendo un seguimiento de tus gastos diarios a través de una aplicación u otras herramientas de banca en línea. Al revisar regularmente el saldo de tu cuenta, ver los débitos recientes y monitorear los pagos programados, podrás tomar decisiones informadas sobre cuánto puedes gastar antes de correr el riesgo de sobregirar tu cuenta.

Mantén fondos suficientes en tu cuenta. Asegúrate de que depositas regularmente suficientes fondos en tu cuenta para cubrir tus próximos gastos y compras. Si tu empleador ofrece el servicio de depósito directo, considera la posibilidad de inscribirte para tener un flujo constante de fondos en tu cuenta. Disponer de un presupuesto puede ayudarte a prever cuánto debes mantener en tu cuenta y cuánto puedes destinar a una cuenta de ahorro para emergencias y gastos grandes.

Considera obtener protección contra sobregiro. Tu banco puede ofrecerte un servicio llamado protección contra sobregiros, que te permite vincular tu cuenta de cheques principal a una cuenta secundaria, normalmente una cuenta de ahorros o una cuenta de cheques adicional. Los fondos disponibles pueden ser transferidos automáticamente desde esa cuenta para ayudar a prevenir posibles sobregiros. Puede haber un cargo asociado a la transferencia de fondos entre cuentas, pero suelen ser más bajos que los cargos por sobregiro estándar. Algunos bancos también te permiten vincular tu cuenta de cheques a una tarjeta de crédito o a una línea de crédito. Ten en cuenta que las transferencias desde cuentas de crédito pueden considerarse anticipos en efectivo, que pueden estar sujetos a cargos y a tasas de interés potencialmente más altas que las compras a crédito normales.

Inscríbete para recibir alertas de mensajes de texto o alertas por email de tu banco. Muchos bancos permiten a los clientes inscribirse para recibir alertas por mensaje de texto o alertas por correo electrónico que te permiten saber cuándo los fondos de tu cuenta de cheques principal están por debajo de un monto determinado. Estos avisos te dan la oportunidad de reabastecer tu cuenta antes de que la sobregires. Verifica con tu banco si este servicio está disponible para ti.

Considera NO optar por la cobertura de sobregiro. La cobertura contra sobregiro puede no ser adecuada para todos. Ten en cuenta que si no optas por este servicio, es posible que tengas que lidiar con una transacción de tarjeta de débito rechazada para una compra diaria única o por el retiro en el cajero automático si no tienes fondos suficientes.