Perspectiva a nivel macro

La semana pasada hubo muchos titulares macroeconómicos que los inversionistas tuvieron que contemplar, incluyendo los resultados finales de las elecciones intermedias en Estados Unidos, los acontecimientos preocupantes en Ucrania y el desarrollo del drama de la quiebra de la bolsa de criptomonedas FTX. Sin embargo, nos centramos en una serie de reportes específicos sobre el gasto de los consumidores. Teniendo en cuenta que Estados Unidos es una economía basada en los servicios y que aproximadamente el 70 % del PIB estadounidense procede del consumo, el gasto de los consumidores es importante para nuestro análisis. El crecimiento mensual de las ventas minoristas fue mejor de lo esperado y, con una tasa interanual del 8.3 %, sigue siendo positivo si se ajusta a la inflación. Además, la semana pasada se publicaron varios reportes de resultados de minoristas y, con algunas excepciones como Target Corp y Kohl's Corp, los resultados fueron bastante positivos. Los reportes de ganancias indican que el gasto de los consumidores se mantiene fuerte a pesar de la alta inflación y, lo que es más importante, los inventarios están mejorando rápidamente, aliviando los temores de una espiral deflacionaria de caída de precios y márgenes de ganancia. Sin embargo, los reportes también resaltaron la preocupación de la Reserva Federal (Fed) de que Estados Unidos está experimentando una elevada inflación en un momento en que el gasto de los consumidores sigue siendo increíblemente fuerte, lo que compensa ese aumento de precios, y puede requerir subidas de tarifas más agresivas y un ajuste de las condiciones financieras.

Mercados accionarios

Los activos estadounidenses tuvieron una de las semanas menos volátiles del año. Por primera vez desde esta misma semana en noviembre de 2021, no hubo un solo día en el que los retornos del índice S&P 1500® bajaran o subieran un 1 % o más. Creemos que esto puede estar influido por el posicionamiento estacional, previo a las vacaciones, más que por una señal de que la elevada volatilidad esté retrocediendo; el índice de volatilidad CBOE sigue siendo más de un 20 % superior a su media de 20 años.

El índice MSCI World ex USA se mantuvo en territorio positivo, apoyado por la caída de los precios de la energía en Europa. Por su parte, el precio del crudo Brent cayó a su nivel más bajo en casi dos meses. Al acercarse el invierno, Europa necesita ultimar los planes de racionamiento de energía en caso de escasez.

El índice MSCI de mercados emergentes fue impulsado al alza por las acciones de China y Taiwán, gracias a que los legisladores pidieron una reforma del crecimiento en áreas como el juego y el mercado de bienes raíces. El índice se encuentra ahora en su media móvil a 100 días, un nivel que no ha podido superar de forma significativa desde junio de 2021. 

Mercados de renta fija

Las expectativas de más aumentos de tasas hicieron que los rendimientos del Tesoro en toda la curva subieran la semana pasada. El mayor movimiento se produjo en los vencimientos a más corto plazo, lo que provocó que el diferencial de la curva de rendimiento del Tesoro a 3 meses y 10 años se invirtiera hasta -54 a mediados de la semana pasada, un nivel no visto desde principios de 2007. En nuestra opinión, esto sugiere que los inversionistas están preocupados porque la fase de desaceleración de la expansión del ciclo económico podría caer en contracción en algún momento de 2023. 

Gráfico de la semana

La semana pasada, el índice mensual del mercado inmobiliario NAHB/Wells Fargo cayó a su peor nivel desde abril de 2020. Creemos que el reporte sugiere que algunas áreas del gasto de los consumidores se están debilitando rápidamente, y debido al efecto multiplicador que tiene la vivienda en otras industrias, su ecosistema es un componente muy importante del gasto de los consumidores y del crecimiento económico. Por lo tanto, nos preocupa que el mercado inmobiliario se desacelere en un momento en que el crédito al consumo ya está en alza. Por otro lado, podría ser una reacción al increíble repunte de las tasas de hipotecas de este año, que apenas ahora están empezando a bajar desde sus niveles más altos en 20 años. 

PARA UN ANÁLISIS PROFUNDO
Ver el gráfico de la semana