Oportunidades emergentes

Los proveedores de atención médica se enfrentaban a numerosos desafíos antes de la actual crisis de salud pública: un cambio hacia los modelos de reembolso basados en el riesgo, mercados laborales restringidos y un mayor escrutinio regulatorio, por nombrar algunos. Estas tendencias, intensificadas por la pandemia de COVID-19, han generado una mayor presión en los márgenes, al igual que la necesidad de que los modelos de negocio evolucionen.

A medida que las entidades se hacen más complejas, los proveedores astutos están analizando más de cerca la estructura de diversos grupos de activos organizacionales, así como el papel potencial que estos tienen en el logro de los objetivos estratégicos. En lo que respecta a la administración de las carteras de inversión de los proveedores de atención médica, los líderes de la industria no deben perder de vista la misión general de sus empresas y el papel que la volatilidad de las inversiones puede desempeñar en la salud financiera total.

Un punto de vista holístico ofrece perspectivas únicas

Los sistemas de atención médica se pueden beneficiar de un enfoque holístico con respecto a la administración de sus activos de inversión. Actualmente muchos proveedores de organizaciones sin fines de lucro se están enfocando más en el papel estratégico de los activos no restringidos y en la forma en que el riesgo inherente a la administración de dichos grupos de activos contribuye al riesgo organizacional global. Además, los sistemas de atención médica por lo general tienen más de un grupo de inversión con diferentes objetivos, incluidos los planes de jubilación, las reservas operativas, las fundaciones y los grupos autoasegurados. Mediante un enfoque holístico con respecto a la administración de inversiones, al cual nuestro equipo se refiere como administración del riesgo de inversión empresarial (EIRM), la estrategia de inversión correspondiente a cada grupo se considera desde el punto de vista del contexto de la estrategia financiera más amplia de la organización.

Metas y proyecciones organizacionales

El primer paso para implementar un enfoque holístico es definir el objetivo de inversión de cada cartera y comprender la relación que dichas carteras tienen con la salud financiera y la misión de la organización. El paso inicial sienta las bases para realizar un análisis EIRM, ya que ayuda a determinar las necesidades de rendimiento y la tolerancia al riesgo de cada grupo, tomando en cuenta la posición financiera y los requerimientos únicos del sistema. Además, las proyecciones financieras de la organización están reunidas, lo que, cuando se combina con las expectativas de retorno y volatilidad correspondientes a los grupos de inversión, sienta las bases para obtener perspectivas con respecto a la relación entre los activos de inversión y las métricas financieras clave del proveedor.

Análisis de riesgo de inversión empresarial

El segundo paso, a saber, el análisis de riesgo de inversión empresarial, brinda perspectivas sobre la forma en que la volatilidad del mercado o los cambios en la estrategia de inversión pueden afectar las métricas financieras vitales, como los días de efectivo en mano, el apalancamiento y la cobertura del servicio de deuda.

Estrategia de inversión personalizada

El siguiente paso es establecer una estrategia personalizada de asignación de activos para todos los grupos de inversión. La asignación de activos óptima equilibra de la mejor manera las necesidades de rendimiento con el presupuesto de riesgo apropiado. Este enfoque integral destaca la probabilidad de lograr resultados organizacionales dirigidos, tales como contar con los fondos suficientes para iniciar un proyecto de gasto de capital. En este caso, la toma de decisiones sobre inversiones se relaciona con los objetivos financieros más importantes de la entidad.

Implementación y supervisión

Se implementa la estrategia de inversión personalizada y se conforman las pautas de la declaración política de inversión. Además, la supervisión constante garantiza que la estrategia de inversión siga siendo adecuada. Se realiza un seguimiento de las métricas financieras clave a lo largo del tiempo, ya que dichas medidas siguen siendo parámetros de referencia de la salud organizacional y se ven afectadas por la volatilidad del mercado financiero.

Toma de decisiones con mayor empoderamiento

El marco EIRM genera una mayor comprensión sobre la capacidad que la organización tiene para tolerar el riesgo de inversión. Esto a su vez proporciona a las personas clave las respuestas a preguntas como las siguientes:

  • ¿De qué manera aumentar o disminuir el riesgo de los grupos de reserva operativa aumenta o disminuye la volatilidad de la relación de los convenios de deuda?
  • ¿De qué manera incorporar inversiones alternativas privadas afecta la liquidez organizacional?
  • ¿Cuál es la correlación entre los grupos de reserva operativa y los planes de jubilación dirigidos por el empleador? ¿De qué manera una disminución en las tasas de interés afectaría a ambos simultáneamente?
  • ¿Cómo la decisión de financiar un proyecto de capital afecta la tolerancia al riesgo financiero global?

El enfoque EIRM ha ayudado a un sistema de salud del sureste a posicionar adecuadamente sus grupos operativos de largo plazo para sus planes futuros de gasto de capital. Específicamente, el proveedor tenía un sólido balance general cuyo nivel de días de efectivo en mano era superior a la mediana de su categoría “BBB” y cuya relación deuda-capital era inferior a la mediana de dicha categoría. Sin embargo, el rendimiento operativo presentaba un historial menos atractivo, ya que, en nuestra opinión, las pérdidas operativas recientes y la cobertura del servicio de deuda obstaculizaban la capacidad de soportar la volatilidad del mercado financiero. Al ser conscientes de la importancia de conservar el capital en virtud de la importante reducción a corto plazo de los activos de inversión, vimos la oportunidad de mejorar la diversificación. Retiramos a esta organización de las inversiones alternativas no líquidas que tenían una trayectoria inferior a la trayectoria promedio y optamos por clases de activos que complementarían las asignaciones significativas a acciones nacionales de alta capitalización y renta fija básica, como las acciones nacionales de pequeña capitalización y de capitalización media, deuda de alto rendimiento y deuda de mercados emergentes. Al centrarse en mantener un balance general sólido así como liquidez en los grupos de inversión, este sistema pudo mantener la mira en mejorar el rendimiento operativo sin sacrificar sus fortalezas.

Equilibrar el riesgo financiero puede ayudar a mejorar el enfoque

Emprender un enfoque holístico para gestionar los grupos de activos puede ayudar a los líderes del sector de atención médica a optimizar los programas de inversión, reafirmar la posición financiera y brindar apoyo con la misión clave. Al evaluar la relación entre el riesgo de inversión y el riesgo financiero global y la posición, una organización de atención médica puede adoptar una postura ante el riesgo equilibrada en su conjunto, generando así una mayor capacidad para enfocarse en los muchos otros asuntos que agobian a los proveedores hoy en día.

Para obtener más información sobre cómo podemos ofrecerte ideas, perspectivas y soluciones, contacta a tu gerente de relaciones o llena un sencillo formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo.