Los patrocinadores de planes de pensión corporativos alcanzaron recientemente un punto de inflexión a principios del 2022 con niveles promedio de financiamiento del plan por encima del 100 % por primera vez desde la crisis financiera. Por primera vez en décadas, la historia es tasas de interés más altas. Los patrocinadores de planes con planes con financiamiento por debajo de sus niveles óptimos tratan de comprender cómo los aumentos futuros de las tasas de interés podrían ayudar a cerrar cualquier brecha restante. Hablaremos sobre tres cuestiones fundamentales relacionadas con el trayecto de las tasas de interés a medida que los patrocinadores de planes revalúan sus estrategias a largo plazo.

Antecedentes

Debido a la naturaleza de larga duración de los pasivos de las pensiones, las tasas de interés a largo plazo tienen el mayor impacto sobre los niveles de financiamiento de los planes de pensión. Un incremento de 100 puntos base (bp) en las tasas de interés reduce el promedio de los pasivos de las pensiones entre un 12 % y un 15 %. Si nos fijamos en el movimiento en lo que va del año hasta el 30 de junio de 2022, las tasas de descuento de las pensiones corporativas (medidas según la curva BAML A-AAA) aumentaron 180 bp, lo que quiere decir que los pasivos de las pensiones bajaron casi un 20 %. Cuando los pasivos de las pensiones se reducen debido a las tasas de interés, el impacto es positivo sobre el estado del financiamiento.

¿Seguirán subiendo las tasas a largo plazo con los aumentos de las tasas de interés planificadas por la Fed?

Después del aumento de las tasas de interés en junio de 2022, la Reserva Federal (Fed) dio señales de aumentos adicionales de las tasas de interés de 175 bp en 2022. Teniendo en cuenta el impacto sobre la curva de rendimiento, las subidas de las tasas de interés por la Fed tienden a tener un impacto directo sobre las tasas a corto plazo, específicamente sobre las letras del Tesoro de un día a 3 meses, una porción de la curva que prácticamente no tiene impacto alguno sobre los pasivos de las pensiones. Las expectativas son que las tasas a corto plazo del Tesoro continuarán siguiendo la tendencia de las acciones de la Fed (p. ej. la tasa a 3 meses fue de 1.67 % el 30 de junio de 2022). Las tasas a más largo plazo, específicamente los bonos del Tesoro de 2 a 30 años, ya definieron los precios de las expectativas del mercado de la Fed con el rendimiento a 2 años y cerraron en 3 % al cierre de junio. Creemos que solo movimientos al alza inesperados en la tasa de fondos federales o un cambio completo en la orientación de la Fed podrían impulsar los rendimientos a más largo plazo de forma significativamente más alta que los niveles actuales. Además, existen otros factores que tienen un impacto sobre las tasas de interés a largo plazo que probablemente ejercerán una presión a la baja sobre las tasas de interés. Por ejemplo, a medida que el crecimiento económico se ralentiza, las tasas de interés en países con grado de inversión, como los Estados Unidos, tienen la tendencia a descender en lugar de subir. 

¿Qué sucede con la inflación y su posible impacto sobre las tasas de interés a largo plazo?

Con la inflación que alcanzó recientemente su punto máximo en 40 años, los inversionistas se cuestionan si la inflación prolongada también podría tener un impacto sobre las tasas de interés a largo plazo. Las tasas del Tesoro de equilibrio resultan una herramienta útil en este sentido, ya que representan expectativas de consenso sobre la inflación en los próximos períodos de 2, 5 y 10 años. Si bien las tasas de interés de equilibrio a largo plazo se han anclado alrededor de las expectativas de la Fed del 2 % a largo plazo durante los últimos 20 años, la tasa de interés de equilibrio a 5 años alcanzó un máximo del 3.59 %, mientras que la de 10 años alcanzó un máximo del 3.02 % en marzo y abril de este año, cuando los precios del petróleo se dispararon y las cadenas de suministro tuvieron que enfrentarse al estrés producido por la invasión rusa de Ucrania. Si bien tasas de equilibrio más altas implican que las tasas de interés nominales del Tesoro tendrán que moverse y mantenerse más altas para compensar a los inversionistas, al 30 de junio de 2022, las tasas de interés disminuyeron a 2.58 % y 2.33 %, respectivamente. Las tasas de interés de equilibrio en descenso están comenzando a alinearse más con los objetivos de inflación a largo plazo de la Fed, lo que resulta un indicador de que no es probable que los rendimientos de los bonos aumenten de forma sustancial en el futuro previsible a causa de la inflación.

¿Qué pasa si nos equivocamos con las tasas de interés a largo plazo y aumentan vertiginosamente? 

Creemos que se da por sentado que las estrategias de pensión a largo plazo funcionan en cualquier entorno de tasas de interés y que reflejan esa volatilidad. Históricamente, las tasas de interés han sido algo difícil de predecir y la posibilidad de un incremento brusco de las tasas es algo que no se debe ignorar. Si las tasas de interés suben de forma inesperada, los planes que no cuentan con fondos suficientes y que no están totalmente cubiertos, por lo general, verán cómo se reducen los pasivos y mejoran las proporciones de financiamiento. El aumento de los rendimientos y una mejoría del estado de financiamiento indican una oportunidad de compra de más bonos a un largo plazo prolongado para proteger el estado de financiamiento mejorado. Resulta importante señalar que las tasas de interés podrían caer desde estos niveles más altos (y lo han hecho desde los máximos de mediados de junio) y que la disminución del 25 % en los pasivos observada en la primera mitad del año podría revertirse y hacer retroceder las proporciones de financiamiento de las pensiones.

Independientemente de los aumentos anticipados de la Fed que se vislumbran en el horizonte este año, creemos que será necesaria una situación extrema para impulsar tasas de interés más altas que las ya existentes este año. Los estados de financiamiento son todavía relativamente altos en comparación con la historia reciente, y los patrocinadores deben estudiar la oportunidad de evaluar la adopción de una estrategia de administración del riesgo a largo plazo para su pensión.

PARA UN ANÁLISIS PROFUNDO
Aspectos destacados del riesgo de pensiones para el segundo trimestre de 2022