Las situaciones adversas definitivamente pueden afectar a las organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo y podrían tener un impacto significativo en los viajes, el comercio y otras variables. Las organizaciones sin fines de lucro son un pilar importante de la respuesta mundial a una situación adversa. Los ejemplos anteriores incluyen comidas gratis para estudiantes que están en casa desde la escuela, servicios para adultos mayores, suministros médicos de suma importancia y mucho más. Como resultado, es probable que las organizaciones sin fines de lucro sientan el impacto de las situaciones adversas a través de obstáculos nuevos y desafiantes para la recaudación de fondos, una mayor volatilidad de la cartera y llamados a la acción dentro de la comunidad.

Las organizaciones deben seguir involucrando a sus patrocinadores y deben considerar prácticas innovadoras para ayudar a superar las limitaciones sociales que presenta la pandemia. En nuestro informe técnico denominado Mantener el compromiso de los donantes durante la pandemia del COVID-19, discutimos las opciones alternativas disponibles para que las organizaciones sin fines de lucro recauden fondos para apoyar sus misiones.

Aquí discutimos la correlación entre el total de donaciones a entidades benéficas y el panorama económico más amplio, con un enfoque en la recaudación de fondos durante las situaciones adversas.

Sentando las bases

No nos sorprende que el nivel total de donaciones a entidades benéficas en un año tenga una alta correlación con la actividad económica. Los gráficos 1 y 2 presentan las donaciones a entidades benéficas frente al PIB de los EE. UU, el cual es una medida amplia de la economía nacional, y el índice de retorno de precios S&P 500®, el cual es una medida amplia del desempeño del mercado de valores nacional. El crecimiento de las donaciones a entidades benéficas tiene una estrecha correlación con estas dos medidas. Es decir, cuando estos indicadores económicos ascienden, las donaciones a entidades benéficas suelen aumentar. En cambio, cuando estos descienden, el crecimiento de las donaciones a entidades benéficas suele desacelerarse.

Gráfico 1. PIB de EE. UU frente al total de donaciones a entidades benéficas al 31/12/19 

 

Ver la versión accesible de este gráfico.

Gráfico 2. Índice de retorno de precios S&P 500 frente al total de donaciones a entidades benéficas al 31/12/19 

 

Fuente: FactSet® Research Systems Inc., Giving USA 2020: The Annual Report on Philanthropy for the Year 2019. Investigado y redactado por la Lilly Family School of Philanthropy de la Universidad de Indiana. Patrocinado por Giving USA Foundation, una iniciativa de servicio público de The Giving Institute.

Ver la versión accesible de este gráfico.

La Tabla 1 indica que la correlación entre el índice S&P 500 y el PIB y las donaciones a entidades benéficas es altamente positiva el mismo año (teniendo en cuenta que la correlación oscila de -1 a 1). Además, estos dos indicadores económicos también tienen una fuerte correlación positiva con las donaciones a entidades benéficas para el año siguiente. Ciertamente, cuando la economía va bien y los donantes (de todos los tipos) tienen más dinero en los bolsillos, es más probable que den contribuciones a tu organización. Por el contrario, cuando la economía no va bien o los mercados de inversiones experimentan un descenso, sigue habiendo donaciones a entidades benéficas, pero el crecimiento de estas suele disminuir.

Tabla 1. Correlación entre factores económicos y donaciones a entidades benéficas, 1990-2019

    Total de donaciones a entidades benéficas Donaciones de personas Donaciones de corporaciones Donaciones de fundaciones
S&P 500 Mismo año 0.8508 0.8460 0.8309 0.8337
  Año siguiente 0.8601 0.8531 0.8127 0.8345
PIB Mismo año 0.9960 0.9940 0.9837 0.9777
  Año siguiente 0.9919 0.9890 0.9759 0.9775

Fuente: FactSet® Research Systems Inc., Giving USA 2020 Report

De 1990 a 2019, la tasa de crecimiento anual de donaciones a entidades benéficas fue negativa únicamente en tres ocasiones (2008, 2009 y 2013). Eso significa que los niveles de donaciones a entidades benéficas, incluso en los años malos, como mínimo solían permanecer estables de un año a otro. En la siguiente sección, nos enfocamos específicamente en cómo una recesión económica o una situación adversa podría afectar las donaciones a entidades benéficas.

Recaudación de fondos durante situaciones adversas

Desafortunadamente, el mercado de valores y la economía nacional no siempre se desplazan en una trayectoria ascendente. El sistema económico mundial sufre impactos, ya sea por la interrupción de la cadena de suministros, los asuntos geopolíticos o una pandemia mundial, desactivando así una parte significativa de la actividad económica. Cuando se presentan dichos impactos, estos suelen provocar consecuencias negativas para el mercado de valores y para la actividad económica general. Al mirar hacia atrás a las dos crisis recientes, es decir, el estallido de la burbuja de las empresas punto com (2000-2002) y la Gran Recesión (2007-2009), queda claro que los choques en el sistema económico tienen un efecto profundo sobre las donaciones a entidades benéficas.

Estallido de la burbuja de las empresas de Internet, 2000-2002

Las acciones de tecnología tuvieron un aumento vertiginoso en la década de 1990 debido al crecimiento de la Internet y al potencial del comercio electrónico. Dadas las prácticas deficientes de gestión de gastos, además de un conjunto de factores internos y externos adicionales, dichas acciones de tecnología tuvieron una disminución igual de rápida, desde el máximo de marzo de 2000 al mínimo en octubre de 2002. Durante dicho periodo, la tasa de crecimiento del PIB se desaceleró y el índice S&P 500 obtuvo retornos negativos desde 2000 hasta 2002 (Tabla 2). Por otro lado, las donaciones a entidades benéficas, las cuales presentaron una tasa de crecimiento anual promedio del 8.15 % de 1990 a 2000, disminuyeron a una tasa de crecimiento anual promedio del 1.12 % de 2000 a 2004. (El promedio refleja el promedio aritmético simple del crecimiento en las donaciones a entidades benéficas al utilizar los datos proporcionados en el Informe Giving USA 2019). Aunque el mercado alcanzó un mínimo relativo a finales de 2002, no fue sino hasta 2004 que las donaciones a entidades benéficas comenzaron a tener tasas de crecimiento más altas de un año a otro. Los datos indicarían que el crecimiento de la recaudación de fondos podría tardar dos años o más en recuperarse después de una crisis.

Tabla 2. Estallido de la burbuja de las empresas de Internet y crecimiento de las donaciones a entidades benéficas

  Tasa de crecimiento de las donaciones a entidades benéficas Tasa de crecimiento del índice de retorno de precios S&P 500 Tasa de crecimiento del PIB de EE. UU.
2000 13.03 % -12.39 % 2.98 %
2001 1.06 % -15.40 % 0.38 %
2002 0.27 % -24.84 % 1.73 %
2003 2.03% 25.01 % 2.45 %
20004 9.61 % 6.58 % 3.81 %

Fuente: FactSet® Research Systems Inc., Giving USA 2020 Report

La Gran Recesión, 2007-2009

Comenzando alrededor de 2005-2006, los problemas generalizados en el mercado de vivienda y la debilidad de los sistemas financieros contribuyeron a una de las mayores recesiones mundiales jamás vista. Para 2007-2008, dichos problemas llegaron a un punto crítico, en el cual las personas y compañías alrededor del mundo, particularmente en Norteamérica, Sudamérica y Europa tuvieron dificultades financieras o quedaron en quiebra. En consecuencia, el crecimiento del PIB se volvió negativo y los mercados de valores cayeron estrepitosamente en 2008. La Tabla 3 muestra que la tasa de crecimiento de donaciones a entidades benéficas se volvió negativa durante 2008 y 2009. Siguiendo un camino similar al del estallido de la burbuja de las empresas de Internet, no fue hasta el año 2010, es decir, casi dos años después, que las donaciones a entidades benéficas comenzaron a recuperarse.

Tabla 3. Gran Recesión y crecimiento de las donaciones a entidades benéficas

  Tasa de crecimiento de las donaciones a entidades benéficas Tasa de crecimiento del índice de retorno de precios S&P 500 Tasa de crecimiento del PIB de EE. UU.
2007 5.06 % 1.07 % 1.71 %
2008 -3.68 % -39.55 % -1.95 %
2009 -8.29 % 21.24 % -1.45 %
2010 4.87 % 12.04 % 2.08%
2011 3.59 % -2.23 % 0.50 %
2012 11.43 % 11.29 % 2.10 %

Fuente: FactSet® Research Systems Inc., Giving USA 2020 Report

Conclusión

La evidencia de crisis anteriores indica que la recaudación de fondos durante una crisis puede ser extremadamente difícil. Para usar una analogía, recaudar fondos durante estas situaciones adversas es como pedalear una bicicleta con el doble de esfuerzo para avanzar la distancia normal. Dicho esto, las personas y las compañías son generosas y desean ayudar a sus vecinos y comunidades. Los recaudadores de fondos simplemente necesitan encontrar métodos alternativos, especialmente con respecto a pasar al ámbito virtual, para que sea fácil para los donantes encontrar a su organización y apoyar su importante labor.

Como pilares de sus comunidades, se puede convocar a las organizaciones sin fines de lucro para que ayuden a manejar las crisis y las recuperaciones subsiguientes. Es fundamental implementar planes ahora para continuar garantizando los fondos necesarios para abordar dichas crisis. Comunícate con tu asesor de PNC para obtener más información sobre las mejores prácticas para recaudar fondos o visita www.pnc.com/insights.

Listos para ayudar

Grupo de práctica nacional de organizaciones de dotaciones y fundaciones

El Endowment & Foundation National Practice Group (Grupo de práctica nacional de organizaciones de dotaciones y fundaciones) se basa en nuestro compromiso establecido desde hace mucho tiempo con la filantropía y se centra en las dotaciones, las fundaciones privadas y públicas y las organizaciones sin fines de lucro. Procuramos ayudar a dichas organizaciones a enfrentar sus distintos retos de inversión, distribución y conservación de capital.

Para obtener más información, comunícate con Henri Cancio-Fitzgerald al correo henri.fitzgerald@pnc.com.


Versión accesible de los gráficos

Gráfico 1. PIB de EE. UU frente al total de donaciones a entidades benéficas

Año Total donaciones a entidades benéficas (en milles de millones $) PIB ajustado a la inflación en dólares de 2019
1990 100.2157379 11661.98575
1992 113.2515178 11874.66943
1994 122.1659153 12562.58413
1996 141.3379756 13152.80679
1998 179.6719201 14207.06658
2000 233.7078226 15213.49799
2002 236.821756 15536.0852
2004 264.8471563 16523.18173
2006 301.3086702 17511.29588
2008 304.8907112 17462.44987
2010 293.2389017 17568.2829
2012 338.4723456 18027.2319
2014 363.9028014 18912.5659
2016 403.5087775 19916.96205
2018 435.2485101 20855.21256
2019 449.64 21710.27628

Gráfico 2. Índice de retorno de precios S&P 500 frente al total de donaciones a entidades benéficas

Año Total donaciones a entidades benéficas (en milles de millones $) Índice de retorno de precios S&P 500 ajustado a la inflación en dólares de 2019
1990 100.2157379 630.5675948
1992 113.2515178 770.827925
1994 122.1659153 767.8540309
1996 141.3379756 1171.121217
1998 179.6719201 1854.791374
2000 233.7078226 1906.316843
2002 236.821756 1212.153102
2004 264.8471563 1615.037573
2006 301.3086702 1803.796452
2008 304.8907112 1102.027098
2010 293.2389017 1496.99701
2012 338.4723456 1628.894499
2014 363.9028014 2274.411003
2016 403.5087775 2369.846952
2018 435.2485101 2551.023766
2019 449.64 3288.269634